Grupo Escolar Joaquín Costa

MIGUEL ÁNGEL NAVARRO PÉREZ. 1923. MARÍA AGUSTÍN, 41

Concebido como “escuela piloto” de la ciudad de Zaragoza, el grupo escolar “Joaquín Costa” supuso un considerable esfuerzo de proyección y construcción a fin de acoger las últimas novedades en instalaciones y métodos pedagógicos: aulas amplias y bien iluminadas, espacios de distribución articulados, biblioteca, comedor e, incluso, piscina cubierta.

joaquincosta1

La vigencia de la tradición

En aparente contraste con este planteamiento funcional tan innovador, formalmente el edificio se basa en un clasicismo resuelto según fórmulas tradicionales. En el exterior, el elemento más significativo es el chaflán de trazo curvo, con una enfática balconada cerrada por cuatro grandes columnas de doble altura, y rematada por un friso decorativo con motivos infantiles esculpidos por Antonio Torres Clavero.

joaquincosta5

Las fachadas al paseo de María Agustín y calle del General Mayandía, mantienen el planteamiento clásico, con la planta inferior, a modo de zócalo, y las dos superiores concebidas como una esbelta arquería con decoración de pilastras.

En planta, el colegio “Joaquín Costa”, se estructura a partir de tres grandes alas (las correspondientes a las fachadas de María Agustín y General Mayandía, más una intermedia) que convergen en la amplia rotonda rematada en cúpula acristalada que se oculta tras la portada del chaflán. De esta manera se logra una ordenación clara de los volúmenes, una jerarquización de los espacios y una fácil circulación interior.

joaquincosta2

Miguel Ángel Navarro y el “clasicismo”

Es en el sentido de búsqueda de los valores tradicionales de la arquitectura, de orden, claridad y funcionalidad, en los que hay que entender el Clasicismo por el que Miguel Ángel Navarro apuesta a la hora de proyectar el edificio. Se trata de un profesional que, más allá de entender la arquitectura a partir de unos presupuestos formales, se inclina en cada obra concreta por aquellos valores estéticos que considera más adecuados.

El Clasicismo que Miguel Ángel Navarro utiliza en el grupo escolar “Joaquín Costa” es, en cierta manera, el contrapunto del Regionalismo que José de Yarza había empleado en el grupo escolar Gascón y Marín unos años antes. Ambos edificios tienen elementos en común, en especial la manera de resolver en galería curva el chaflán, a la vez que constituyen dos buenos ejemplos de dar respuesta a la necesidad de una arquitectura escolar de calidad.

(Fotografías: Palacio. Ayuntamiento de Zaragoza)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s