Mercado de Pescados

MARCELO CARQUÉ ANIESA. 1957. AVENIDA DE NAVARRA, 54

Origen y ubicación

El Mercado de Pescados de Zaragoza se mantenía en su vieja ubicación de la plaza de Santo Domingo desde 1928. Mediados los años 50 ni el edificio proyectado por Miguel Ángel Navarro cumplía adecuadamente con los requerimientos básicos, ni el lugar reunía buenas condiciones de acceso: dentro del casco urbano y con deficiente accesibilidad para el tráfico rodado.

mercado de pescados

El nuevo Mercado de Pescados, amplio, luminoso y funcional, se ubicó en la avenida de Navarra, muy próximo a la estación ferroviaria de Caminreal (que daba servicio a la línea del Mediterráneo) y bien comunicado con el enlace de carreteras y, sobre todo, con la vía que une Zaragoza con el norte de España.

Aquí permanecería el Mercado de Pescados hasta que en el año 1984 se abre un nuevo integrado en el conjunto de Mercazaragoza. Desde entonces el edificio se ha reformado como centro cívico para dar servicio al barrio de las Delicias.

Un ejemplo de funcionalismo constructivo

El Mercado de Pescados responde constructivamente al análisis y organización de sus funciones. El cuerpo principal del edificio está formado por una gran rotonda de doble altura, cubierta con una magnífica estructura de cerchas y tirantes, en la que se situaban los diecinueve puestos de venta de pescado. Para responder lo mejor posible a sus necesidades, estos puestos, organizados en disposición radial, comunicaban exteriormente con un andén para cada uno de ellos, al que accedían los camiones por la trasera del edificio. En altura, los puestos disponían de una dependencia auxiliar abierto a la gran rotonda.

El acceso del público se realizaba a través de un amplio vestíbulo, también de trazo curvo, cuyo frente quedaba prácticamente acristalado en su totalidad, facilitando así la iluminación del interior del edificio. El resto del inmueble estaba constituido por espacios de servicio y de distribución, concebidos en todos los casos a partir de sus necesidades funcionales.

mercadodepescados1

Marcelo Carqué hace un uso abundante del hormigón armado en la estructura del edificio, tanto en soportes como en cubierta, mientras que para las fachadas reserva una variada utilización del ladrillo, piedra, hormigón y vidrio, por lo que apenas necesita de elementos ornamentales (limitados a la pintura de los muros del vestíbulo y la rotonda) para animar visualmente la construcción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s