Sala Multiusos

BASILIO TOBÍAS PINTRE. 1990. EDUARDO IBARRA, 3

La versatilidad como programa

La propia esencia de una sala multiusos implica que, aunque siempre dentro de una lógica cerrada, el edificio no responde a un programa concreto sino que ha de ser capaz de adaptarse a eventos de diferente naturaleza, fundamentalmente musicales, de grandes reuniones, exposiciones, ferias, etc. Esto implica que la versatilidad es el verdadero programa, la auténtica necesidad a la que debe de responder.

salamultiusos2

El edificio que proyecta Basilio Tobías se organiza a partir de una gran sala rectangular y diáfana de 85 x 31 metros de planta por 11 de altura. El acceso a la sala se resuelve mediante un hall de doble altura donde se sitúan las taquillas y las dependencias auxiliares del edificio.

salamultiusos3

La cubierta se plantea mediante grandes cerchas pareadas entre las que se disponen las instalaciones de climatización, iluminación y otros servicios. Entre los pares de cerchas el techo se inclina alternativamente a uno u otro lado del edificio.

A diferencia de lo que ocurre con el Auditorio, la Sala Multiusos es de una sobriedad material y cromática casi absoluta: aquí la forma y los volúmenes son los grandes protagonistas del planteamiento constructivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s