Sagasta, 11

JOSÉ DE YARZA ECHENIQUE. 1903. PASEO DE SAGASTA, 11

La llegada de un nuevo estilo

José de Yarza fue el introductor del lenguaje modernista en la arquitectura de la ciudad de Zaragoza. Por edad perteneció a la generación que comenzó a trabajar justo en el inicio del siglo XX, coincidiendo con la plenitud del estilo. Además, se formó en la Escuela de Arquitectura de Barcelona en el contexto más favorable para el conocimiento y la adopción de los presupuestos modernistas.

José de Yarza proyecta la casa de Julio Juncosa apenas dos años después de titularse. Se trata del primer edificio plenamente modernista que se construye en Zaragoza. Con este inmueble, Yarza inaugura el breve periodo del Modernismo local que culminará con la Exposición Hispano-Francesa de 1908 y que tendrá su epígono en el Centro Mercantil de Francisco Albiñana, de 1912, ya con toques secesionistas.

En 1903, el paseo de Sagasta era una vía urbana en expansión, en la que la burguesía zaragozana había puesto los ojos para fijar sus nuevas residencias de alto nivel. Era, a una escala mucho menor, un remedo del paseo de Gracia barcelonés, y durante los años siguientes se irían construyendo en él algunos de los edificios  más interesantes del Modernismo local.

casa juncosa 1

José de Yarza y el Modernismo zaragozano

En Sagasta 11, José de Yarza levanta un edificio singular, de estética “Art-Nouveau”, que influirá en buena parte de los edificios que se construirán en los siguientes años en esta zona de la ciudad. Por ello, la casa de Julio Juncosa acapara tanto interés en la arquitectura contemporánea zaragozana, porque marca una tendencia estética y, a la vez, una forma de entender el estilo modernista. Yarza apuesta por el Modernismo, pero lo hace de una manera contenida, sin excesos formales. Lo floral y las sinuosidades están presentes en el diseño del inmueble, pero su concepción esencial se mantiene fiel a una arquitectura en la que el orden y la claridad siguen siendo predominantes. El Modernismo que propone Yarza es, fundamentalmente, ornamental.

La fachada de la casa de Julio Juncosa llama la atención por su propuesta de materiales puesto que prescinde del ladrillo a cara vista, de gran tradición en la arquitectura zaragozana y muy en especial en la generación de arquitectos inmediatamente anterior. Son la piedra, el ladrillo revestido imitando sillería y el hierro, los principales protagonistas de una composición rígidamente simétrica, con un cuerpo central en resalte y decorada con motivos vegetales muy carnosos.

En el interior la plástica modernista es aún más marcada, con un diseño general volcado en la propuesta naturalista del estilo, y con una riqueza formal y cromática sin precedentes en la ciudad.

(Fotografías: cabecera, Wikipedia Commons; texto: Archivo y Hemeroteca del Ayuntamiento de Zaragoza)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s