Hospital Royo Villanova

1945. AVENIDA SAN GREGORIO, 30

En los años inmediatamente posteriores a la guerra civil, una de las enfermedades que más aumentaron y afectaron a la población fue la tuberculosis. Para paliar sus efectos se construyeron por España una serie de hospitales antituberculosos entre los que estuvo el actual “Royo Villanova”, conocido popularmente como “El Cascajo”.

El proyecto se remonta a 1945 pero tardó nada menos que una década en ponerse en marcha como consecuencia de las penurias económicas de aquellos años.

Por las características de los enfermos que debía acoger, el sanatorio antituberculoso se construyó en un lugar elevado y despejado, aislado de viviendas en los alrededores en el término de San Gregorio.

Incorporaba un elemento tan característico de este tipo de hospitales como las galerías abiertas en las que los enfermos podían beneficiarse de los efectos del sol, lo que condicionaba en buena forma su aspecto exterior.

Como ocurre también en el caso del hospital de “Epidemiados”, el sanatorio antituberculoso es una construcción en la que prima lo funcional frente a consideraciones estéticas. El ladrillo a cara vista, los volúmenes puros y la “exteriorización” de la estructura potencian un efecto de gran pureza formal que sólo presentan algún detalle más ornamental en el cuerpo de acceso al edificio.

En el interior, el hospital “Royo Villanova” se aleja del modelo tradicional de salas. Las habitaciones se reducen y se plantean para ser ocupadas por seis pacientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s