Don Jaime I, 39-41

MANUEL MARTÍNEZ DE UBAGO LIZÁRRAGA. 1914. DON JAIME I, 39-41

Este edificio de viviendas fue proyectado en julio de 1914 por Manuel Martínez de Ubago para el Arzobispado de Zaragoza, propietario de los terrenos.

En realidad se trata de dos casas que comparten proyecto y que aprovechan un amplio solar rectangular con la fachada más amplia hacia la calle de Don Jaime I y la de menor desarrollo hacia la de Santiago. La esquina se resuelve en chaflán.

El edificio tiene seis plantas, con baja más cinco alzadas, de las cuales la superior (sobre el alero) se plantea como ático. La composición de las fachadas es sencilla, con una alternancia de ventanas y balcones sencillos de vanos adintelados. Frente a esta simplicidad de elementos formales, la decoración es muy rica, constituyendo el elemento más interesante del inmueble. En las dos plantas inferiores destaca un marcado aplantillado en bandas horizontales, Sobre ellas corre una cornisa que las separa de las tres superiores, en las que, además del color del enlucido, se marca mucho menos el aplantillado lo que aligera su aspecto.

Los vanos apoyan siempre sobre recias ménsulas de diseño clasicista. En los paños, Martínez de Ubago introduce esbeltas pilastras poco resaltadas sobre las que corre un entablamento muy estilizado. También resulta atractivo el trabajo de la forja de las puertas de acceso y balcones.

El trabajo de Manuel Martínez de Ubago en estos años de la segunda década del siglo XX en Zaragoza ha desaparecido en su gran mayoría, por lo que las valoraciones que se hacen sobre su obra están muy enfocadas a otras de los años anteriores como el Kiosco de la Música de la Exposición Hispano-Francesa o la casa de Emerenciano García en el paseo de Sagasta (derribada pero bien documentada gráficamente). Esto hace que Manuel Martínez de Ubago se identifique de manera predominante con el Modernismo.

El inmueble de la calle de Don Jaime 39-41, además de su valor por la aludida desaparición de la mayor parte de los trabajos del momento por parte de Manuel Martínez de Ubago, permite ejemplificar la evolución de su autor en el momento de superación del Modernismo, cuando los motivos clásicos retoman de nuevo importancia en los gustos arquitectónicos.

3 comentarios en “Don Jaime I, 39-41

  1. Qué lástima. El interior de muchos de estas construcciones historicistas y modernistas debía ser no menos interesante que el exterior. El castillo de Palomar, la casa Faci, la casa taller de Dionisio Lasuén, el colegio femenino de Sto Tomás, la casa de los Averly, por citar algunas de las que me parecen más espectaculares.¿ Es normal que cuando se dan estos derribos no se tomen fotografías de lo que había interior y exteriormente por parte de los arquitectos/promotores/ayuntamiento que van a desarrollar el nuevo proyecto, aunque sea a modo de archivo histórico personal? Y más teniendo en cuenta que este edificio se derribó en los años 70. Si no me equivoco el arquitecto José María Moreno Tortajada,entre otros, partcipó en la construcción que lo sustituyó y no sé si también en su derribo. Felicitaciones por la magnífica página y siempre queda la esperanza de que aparezcan..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s